Calendario

Calendario

La Alhambra desde El Generalife

La Alhambra desde El Generalife
La Alhambra desde El Generalife

20210130

Salón del Trono o Sala de los Embajadores


Torre de Comares

El Palacio de Comares en la Alhambra de Granada está compuesto por un conjunto de dependencias agrupadas en torno al Patio de los Arrayanes, con galerías porticadas en los extremos, situándose al norte la Sala de la Barca y la Sala de los Embajadores, que ocupa el interior de la Torre de Comares, desde donde se domina el valle del Darro.


Lo primero que llama la atención es su espacio cúbico, que ocupa el interior de la torre más grande de la Alhambra; sus gruesos muros guardan nueve pequeñas alcobas, iguales entre sí de dos en dos, excepto la central, que ocupaba el sultán, con una riqueza decorativa superior a la del resto. Todo el interior está cubierto de elementos decorativos: la zona inferior presenta paneles alicatados con diferentes composiciones geométricas; sobre ellos, toda la decoración está bellamente labrada en estuco.


Salón del Trono

Yusuf I quiso que la decoración de su residencia oficial dejara maravillado al visitante, por lo que ordenó que se construyera y adornara de manera exquisita, aunque probablemente no viese terminada esta obra, ya que diversas inscripciones atribuyen su autoría a su hijo Mohamed V.


Las yeserías están distribuidas en diferentes cartelas verticales y horizontales con figuras geométricas, entre las que se despliegan diversos diseños vegetales (ataurique) y sobre todo epigráficos en sus dos variantes de letras redondeadas (cursivas) y rectilíneas (cúficas). Es preciso aproximarse para comprobar la variedad y riqueza de colorido y del detalle que tuvieron originalmente las yeserías, de las que apenas se aprecian hoy unas ligeras tonalidades pastel.


Las cuatro fachadas de la sala presentan una decoración exquisita. Ascendamos la mirada lentamente. En primer lugar nos topamos con un zócalo alicatado de piezas vidriadas (lacería geométrica) que recubren hasta las columnas. Impresionante.


Le sigue un paño de Caligrafía inferior. Los arcos de herradura que preceden los camarines, visten los tres elementos propios del arte andalusí; Rosca (festoneada en este caso), Albanegas (con motivos vegetales) y Alfiz (con poemas árabes tallados). 


Entre los alfices y un nuevo paño de Caligrafía Superior queda un espacio embellecido con bellas yeserías de atauriques (trazos vegetales) y motivos geométricos que en ocasiones se mezclan entre sí. 


                                                  Techo del Salón del Trono

El salón con su hermoso techo, es una de las obras maestras de la carpintería islámica: un artesonado unido a los muros sobre la que se han claveteado múltiples tablillas poligonales en una composición geométrica a base de ruedas de estrellas que van ascendiendo en planos sucesivos hasta alcanzar una pequeña cúpula central de mocárabes. 
Cada uno de las cuatro caras triangulares de la "bóveda esquifada" fueron "forradas" con 4 paños de madera de cedro, siendo los tres primeros escalonados y el ultimo horizontal. Mientras el primer paño escalonado descansa sobre el friso de mocárabes que contiene la sura coránica, el horizontal muere en un gran cubo de mocárabes en el centro.  


Se trata de una representación mística de los ocho cielos de la cosmología espiritual musulmana.
El sultán se encontraba en este lugar revestido de más legitimidad y soberanía que en cualquier otro del Palacio. 


                                    Sala de camas del Palacio de Comares



Se dice que en esta torre se celebró el Consejo en el que se acordó entregar Granada a los Reyes Católicos. 
Cuentan que desde uno de sus balcones, la madre de Boabdil, al saber que su hijo estaba negociando con los cristianos la rendición, le dijo: «Mira lo que entregas y acuérdate de que todos tus antepasados murieron reyes de Granada y el reino muere en tí».
También dice la leyenda que fue aquí donde Cristóbal Colón convence a los Reyes Católicos de su expedición a las Indias por Occidente que le llevó al descubrimiento de América el 12 de Octubre de 1492, y donde la reina Isabel le ofrece a Colón sus joyas para financiar el viaje.

20210127

ALHAMBRA - Palacio de los Leones


Cuando Mohamed V sucedió a su padre Yusuf I, no se limitó a terminar las reformas que éste había comenzado, sino que comenzó a construir lo que sería su gran obra, el magnífico legado que nos dejó en la Alhambra: el Palacio de los Leones. Este palacio constituía las estancias privadas de la familia real, y se construyó en el ángulo que forman los Baños y el Patio de los Arrayanes.

Muhammad V fue el inspirador de este bello palacio construido en su segundo mandato, entre 1362 y 1391, pues había sido derrocado tras apenas cinco años en el poder. Con él se alcanza la etapa de apogeo del sultanato nazarí, de cuyo desarrollo artístico en cierto modo el Palacio de los Leones supone la síntesis de todos sus estilos.


En el se deja atrás el periodo anterior de decoraciones más abstractas y geométricas para dar paso a un estilo más naturalista, sin duda influjo de lo cristiano, acrecentado por la amistad que mantuvieron Mohamed V y Pedro I, por aquel entonces monarca cristiano, (tenían mucho en común, ambos accedieron al trono muy jóvenes.)


El palacio está compuesto por un patio central rodeado de galerías de columnas a modo de claustro cristiano, que permite el acceso a distintas salas: al oeste la de los Mocárabes, al este la de los Reyes, al norte la de Dos Hermanas, Ajimeces y Mirador de Daraxa y al sur la de los Abencerrajes y el Harén. De cada sala fluyen 4 arroyos que van al centro, se dice que son los 4 ríos del paraíso.


Aquí el arte nazarí alcanza su máximo esplendor, te atrapa con su belleza, sensibilidad y armonía incomparables, donde la luz, el agua, el colorido, la decoración exquisita, lo convierten en un maravilloso placer para los sentidos.


Las columnas se unen con paños calados que dejan pasar la luz. Fustes cilíndricos muy delgados, anillos en la parte superior, capiteles cúbicos sobre los que corren inscripciones. 
Las planchas grises de plomo son amortiguadores para los terremotos. 


Los dos templetes que avanzan a los dos lados opuestos del patio son como un recuerdo de la tienda de campaña de los beduinos. Son de planta cuadrada, decorados con cúpulas de madera que se apoyan en pechinas de mocárabes. El alero es obra del siglo XIX. Toda la galería está techada con artesonado de lacería.


Este palacio simboliza como ninguno ese aspecto seductor, intimista, ese retiro que siempre se busca para el agasajo, sobre todo a los muy privados y para el solaz del propio monarca. Desde el punto de vista arquitectónico es una adaptación inteligente de la villa urbana. 



Aquí en La Alhambra, en muy contadas excepciones, es cierto, tenemos algunas representaciones figurativas muy bellas. El Corán nunca hace una prohibición expresa de esta cuestión”, puntualizan varios historiadores. “Es una interpretación que hacen las distintas escuelas: en función de su fundamentalismo pueden ser más proclives o no.”



Otra de las curiosidades del Patio de los Leones de La Alhambra es que “no hay dos leones iguales aunque tengan el mismo esquema. Eso puede indicar que cada uno tendría una función diferente, una interpretación que no hemos sabido todavía descubrir o bien que cada uno fuera tallado por un artesano diferente” explica Jesús Bermúdez, historiador, arabista, arqueólogo y asesor técnico de La Alhambra.


Se conserva por el poeta Ibn Gabirol (S.XI) una descripción casi exacta de dicha fuente. Representan las 12 tribus de Israel. Dos de ellos tienen un triángulo en la frente indicando las dos tribus elegidas: Judá y Leví. Son del siglo XI. 



Los últimos estudios dicen que los leones proceden de la casa del visir judío Yusuf Ibn Nagrela (1066). No se sabe si se construyó antes de su muerte, se le acusó ya en la época de querer realizar un palacio más grandioso que el del mismo rey. 



En el proceso de restauración de La Alhambra se ha prestado mucha atención a la decoración, un equilibrio muy logrado que ha inspirado muchísimo, sobre todo al Romanticismo.
Incluso hay una tendencia en la decoración, el alhambresco, que hasta la propia Torre Eiffel tiene ecos del mismo. Muchos expertos señalan que otro de los edificios en los que ha influido el diseño de La Alhambra es la famosa Sinagoga Española de Praga y que por eso recibe ese nombre.


Colocación de la fuente y los leones después de su restauración y limpieza

La taza lleva escrita en su perímetro versos del ministro y poeta Ibn Zamrak en los que bellamente se describe la propia fuente: "(...)A tan diáfano tazón, tallada perla,/ por orlas el aljófar remansado,/ y va entre margaritas el argento, /fluido y también hecho blanco y puro./Tan afín es lo duro y lo fluyente /que es difícil saber cuál de ellos fluye(...)" 

20210124

ALHAMBRA - La belleza de su decoración interior


La Alhambra está llena de rincones cuyo misterio sólo se revela con una mirada cuidadosa.
Sus diferentes materiales la envuelven, su embellecimiento de interiores es monumental, minucioso, intenso, preciosas yeserías, mosaicos con diseños geométricos y multicolores, artesonados, zócalos, suelos y hermosos techos. 

YESERÍAS


Sala de las Dos Hermanas
Con su decoración los palacios de la Alhambra parecen contar historias de "Las mil y una noches". La Sala de las Dos Hermanas es una de las mas bellas del Palacio de los Leones.


Esta situada junto a la Sala de los Reyes, en el lateral norte del Patio de los Leones. Es la más antigua de todas las que rodean el celebre patio.


Techos Salas de las Dos Hermanas


Techos Sala de los Abencerrajes


Otra de las bellas salas del Palacio de Los Leones es la de Los abencerrajes, esta fue una familia musulmana oriunda de Granada de origen norteafricano, muy importante en la vida política granadina del siglo XV, participaron en las diversas revueltas sociopolíticas que tuvieron lugar en ese periodo clave, contribuyendo a desencadenar la guerra civil que debilitó al reino nazarí y condujo al fin del dominio musulmán con la Guerra de Granada.


Las yeserías en época nazarí deslumbraban por su riqueza decorativa y sus colores, hoy se han perdido muchos de ellos y aun así, nos impresionan por sus formas y sus maravillosos dibujos.


El Patio de los Leones es con sus yeserías un encaje, rodeado por sus ciento veinticuatro columnas de mármol de Macael (Almeria).


El yeso, ese humilde material usado como producto de construcción, es uno de los más antiguos del mundo. 
En la antigua Jericó, en el milenio VI a. C, se usó yeso. En el Antiguo Egipto, durante el tercer milenio a. C, se empleó yeso para sellar las juntas de los bloques de la Gran Pirámide de Guiza, y en multitud de tumbas como revestimiento y soporte de bajorrelieves pintados. 



Las yeserías representan a su vez diferentes tipos de elementos que incluyen y mezclan formas geométricas, con elementos vegetales, también llamados atauriques, inscripciones con dos tipos de letra diferente, cúfica o geométrica y cursiva, que narran en la mayoría de los casos, inscripciones coránicas. 

AZULEJOS


Patio de Los Arrayanes

Los palacios de la Alhambra poseen infinidad de cerámica de azulejos como decoración, en la arquitectura alcanzó gran importancia en época nazarí, superando incluso a las etapas anteriores.

Las fachadas exteriores de los edificios por el contrario continuaron siendo discretas y trabajadas en ladrillo. Todo el esplendor de esta época nazarí se limitó a la decoración de interiores, en zócalos, pórticos, suelos ventanas y puertas, se hizo visible la decoración del azulejo y el alicatado, bien con la técnica de cuerda seca, bien con el relieve o el pintado, eligiendo especialmente el azul cobalto y el dorado.​


Los sultanes y sus familias contemplaban sus jardines y estancias desde la posición de sentados. Desde esa perspectiva, la visión del Patio de los Arrayanes o de los Leones es diferente. 


Los azulejos eran empleados sobre todo como recubrimiento de la parte más baja de las paredes, nos encontramos con esta técnica donde la decoración mediante alicatados esta formada por pequeñas piezas de cerámica vidriada que presentan formas y colores muy variados, que se agrupan y repiten por toda la superficie a modo de un gran puzzle y que pueden representar diseños simples o de una complejidad extraordinaria basados en complejas combinaciones simétricas.  
   

Salón de Embajadores

Construida en forma de cubo perfecto, en el interior de la torre de Comares. 
Es la sala más amplia y elevada de todo el palacio. El salón de Embajadores se encuentra justo detrás de la Sala de la Barca. Con sus 45 m. de altura es la mayor de toda la fortaleza, con su hermoso techo de madera.
Era el centro simbólico del poder nazarí, en él se concentra la magnificencia de la última corte musulmana en Europa. En esta sala todo es refinamiento y esplendor, desde el pan de oro que todavía se aprecia en el arco de entrada hasta la portentosa cubierta que corona el conjunto.


La parte inferior de los muros está decorada con azulejos. Los de esta sala son posiblemente los más ricos de todo el palacio. La decoración del mosaico gira en torno a una estrella de ocho puntas en su centro, alrededor de la cual giran otras formando círculos concéntricos. Los colores se van alternando en círculos alrededor del central formando una progresión geométrica.



La Bóveda con dieciocho metros de altura es de madera de cedro con incrustaciones de varios colores, con mas de ocho mil piezas.
Hay siete coronas de estrellas concéntricas, hasta alcanzar la cupulita central, que es el Paraíso Islámico. Cada uno de estas coronas es uno de los siete cielos que hay que ascender hasta llegar a este Paraíso.


Mirador de Lindaraja
Denominación adaptada al castellano de al-‘Ayn Dar Aisa, los «ojos de la casa de Aisa», pues en época nazarí era una atalaya ante la que se extendía un jardín bajo, abierta al paisaje y a la ciudad. A lo largo del marco de la ventana principal pueden leerse una serie de poemas que definen muy bien tanto la función del mirador como la posición del que mira.


La Alhambra ha sobrevivido a los terremotos durante siglos gracias a que los muros son de tierra apisonada y las columnas tienen una lámina de plomo entre la base y la columna, que hace que el edificio baile si hay temblores. Hay columnas en los patios en donde se ve perfectamente la lámina gris del plomo. Es un prodigio arquitectónico!

20200510

El Parque de las Ciencias de Granada cumple 25 años


UN MUSEO VIVO EN PERMANENTE EVOLUCIÓN. Es casi un milagro que algo relacionado con la ciencia cumpla años en esta época. Sin embargo si lo hace nuestro Parque de las Ciencias, se nos antoja normal, porque ya es parte de Granada. Desde el Parque no sólo se han generado puestos de trabajo, ideas, sinergias y experiencias, sino que ha elevado a Granada a referencia en estas materias. 
El Parque de las Ciencias a cumplido este 8 de mayo 25 años, cerrado pero vivo, lleno de proyectos para crecer, acoge todo un programa de actividades.
Desde aquí un recuerdo con la nostálgica mirada de quienes creyeron en las posibilidades de un museo dedicado a las ciencias.
                                              
                                         

El 20 cumpleaños el Parque de las Ciencias lo celebro con toda la sociedad en una Jornada de Puertas Abiertas en la que 15.660 personas pudieron  disfrutar también de la 18ª Feria de la Ciencia. Experimentos y demostraciones científicas se sumaron a los contenidos habituales del Parque de las Ciencias en una jornada festiva donde no faltaron la música, el baile y los pasacalles. Este año no ha podido abrir.
    

Solo deseo que, ahora más que nunca, su luz brille muchos años más y nos enseñe que en el siglo XXI, la ciencia es el único camino para un mundo mejor. La determinación con la que se han ido respaldando sus proyectos y la unanimidad con que se han afrontado los grandes retos han consolidado al Parque de las Ciencias como una institución ejemplar. Lo que veinte años antes no era más que una quimera aparece ahora como la encarnación viva de las esperanzas que se cumplen, como la demostración de que cualquier ambición puede alcanzarse si se confía en la propia energía, si se procura la suma de las más diversas inteligencias, si se busca la complicidad de los ciudadanos.
Esto escribia en el 20 aniversario José Antonio Lorente Catedrático UGR y Director Científico de Genyo.

                                        

20 Aniversario
Será en primavera, antes una serie de paneles interactivos que muestran la evolución del Parque en el Centro de Exposiciones CajaGranada con textos, vídeos, objetos y fotografías. 
La conmemoración se extiende a 2016, con presencia en Bélgica y Alemania. En Bruselas se expondrá 'WOW. Wonders of Wildlife', una muestra producida por el Parque de las Ciencias y el Royal Belgian Institute of Natural Sciencies, a las puertas del Parlamento Europeo.


Así, el museo se ha mostrado como un espacio en evolución permanente. No es solo un espacio de exposiciones; es un lugar de experimentación, un centro universitario de investigación transparente gracias a las Ventanas a la Ciencia, un espacio donde científicos y especialistas se reúnen para debatir y ponerse al día en los últimos avances de sus áreas. Y a todo eso, unamos otra riqueza: la institución es un motor económico y de prestigio necesario para la sociedad granadina y andaluza. Santiago Ramón-- 

La exposición, integra módulos emblemáticos como el 'Giroscopio', 'Destreza Motora', el 'Caleidoscopio', 'Confundir al cerebro' o un pequeño modelo del Péndulo de Foucault que animan al público a comprobar y descubrir por sí mismos diferentes disciplinas de la ciencia como la astronomía, la física, el medio ambiente, la medicina o la tecnología, al tiempo que se incorporan las experiencias más recientes como la 'Mesa de Arena'. 

Mesa de arena

El Parque de las Ciencias ha inaugurado “SOS. La ciencia de prevenir”, una exposición que permite conocer de cerca el desarrollo tecnológico asociados a la prevención de accidentes y catástrofes naturales. A través de módulos interactivos, piezas singulares, audiovisuales, dioramas y simulaciones que explican cómo trabajan los cuerpos de emergencias durante los desastres con ejemplos reales.

La exposición, permanecerá abierta hasta enero de 2017, permite experimentar de primera mano algunos de los sucesos más peligrosos. Los visitantes podrán vivir en primera persona un terremoto de alta magnitud o cómo se desarrolla la evacuación de una cabina de avión tras un accidente. También podrá conocer cómo es el equipo con el que trabajan los bomberos en la lucha contra incendios o la última tecnología para salvar la vida en caso de hundimiento, con la inclusión en la muestra de un auténtico bote de salvamento de última generación.
La exposición en el Parque de la Ciencias, está dividida en cinco grandes áreas temáticas.
La primera, titulada 'Desastres naturales', los visitantes conocerán ejemplos de catástrofes como el terremoto de Haití en 2010 o el tsunami de la costa norte del Pacífico en 2011, además de experimentar en persona los movimientos sísmicos de un gran sismo.
En la segunda zona, 'En llamas', la exposición muestra los últimos avances en la lucha contra el fuego y la forma en que los tejidos están evolucionando para resistir las llamas.
La tercer área es “El trabajo y la industria”, profundiza en algunas de las catástrofes más importantes de la historia humana. Como la explosión del reactor nuclear de Chernobil, y los visitantes podrán ver cómo es la tecnología con la que lucharón los trabajadores soviéticos para sellar las cámaras destrozadas, o el rescate de los mineros sepultados en San José de Chile en agosto de 2010. Sobre aquella misión, los granadinos podrán ver de cerca una copia fiel de la cápsula con la que fueron rescatados con vida los 33 mineros.
La cuarta área  se centra en el transporte y muestra los avances para controlar los efectos de graves accidentes de tráfico y trenes.
En la quinta y ultima parte de la muestra, los visitantes experimentarán en primera persona la operación de rescate en una cabina de avión accidentada.
Más de 2.000 metros cuadrados de exposición que pueden ser visitados hasta enero de 2017, cuando la muestra viajará hasta Alemania para ser abierta en el Museo DASA de la Salud en el Trabajo y la Industria de Dortmund, que ha colaborado con el Parque de las Ciencias en la organización. 

En la primavera de 2016 en el Parque de las Ciencias de Granada, se inaugurara el Biodomo un gran acuaterrario de 20.000 metros cúbicos que supondrá la quinta fase de ampliación del museo, abrirá sus puertas al público  para acoger hasta 220 especies y convertirse en una ventana a la biodiversidad de nuestro planeta y a las interacciones que lo hacen posible.
La nueva infraestructura supondrá además un "impulso" desde el punto de vista educativo, científico, turístico y económico para Granada y para Andalucía, puesto que no existen muchos recintos en el mundo de estas mismas características.
El Biodomo estará ambientado en las selvas húmedas tropicales y en los arrecifes coralinos, puntos calientes de la evolución de la Tierra donde la diversidad biológica alcanza sus máximos exponentes y permite entender la estrategia evolutiva.
Con más de 220 especies diferentes, está también concebido como un espacio de investigación y desarrollo de proyectos de I+D+i relacionados con la biodiversidad, convirtiéndose también en "un laboratorio vivo y abierto" a la investigación en muchos campos. Aunque las obras finalizarán en diciembre de este año, serán necesarios unos tres o cuatro meses para que los animales se aclimaten a su nuevo hogar, de forma que la apertura al pública se prevé para la primavera de 2016.



Esta espectacular ventana a la vida presenta tres niveles de recorrido: Subacuático, terrestre y aéreo. Al subacuático se accederá por una cascada de un gran río tropical y estará habitado por cocodrilos, nutrias, tiburones leopardo y rayas de puntas azules, entre otras especies. A este nivel se suma un recorrido terrestre de unos 190 metros de longitud que recrea manglares de Borneo con fauna y flora de ambiente mareal, además de contar con un bosque subtropical que acogerá cérvidos, reptiles, tortugas, monos y una nutrida colección botánica.
Por último, se incluirá un recorrido aéreo de unos 255 metros de longitud con zonas didácticas y donde los visitantes podrán ver geckos (lagartos), loros, zorros voladores, ardillas, aves y numerosos insectos.