Calendario

Calendario

La Alhambra desde El Generalife

La Alhambra desde El Generalife
La Alhambra desde El Generalife

20121022

CATEDRAL DE GRANADA - ALONSO CANO

Alonso Cano de Almansa (Granada 19 de marzo de 1601 – 3 de Octubre de 1667) 
El caso de Alonso Cano es único entre los artistas españoles del siglo XVII porque fue ante todo dibujante y diseñador, y fue igualmente exitoso como arquitecto, escultor y pintor.
Probablemente tuvo su primera experiencia con las artes en su propio hogar, ya que su padre diseñaba y tallaba retablos y sillerías de coros.En 1614 se traslada junto a su familia a la ciudad de Sevilla siendo alumno del pintor Francisco Pacheco y compañero de Velázquez y como escultor se forma con Juan Martínez Montañés.
En 1638 fue llamado a la corte, donde disfrutó de la protección del Conde-Duque de Olivares, valido del rey Felipe IV. Cano pudo conocer alli las colecciones reales, ricas en pintura veneciana del siglo XVI, y el ambiente artistico madrileño que enriquecieron su estilo, aportandole imaginación y elegancia.    


Rey de España, uno de los lienzos de Alonso Cano en el Museo del Prado.
Llega a Granada en 1652 donde ejerce el cargo de racionero de la catedral, gracias a la influencia de Felipe IV. Aquí completa la decoración de la capilla mayor. Sin embargo tuvo constantes enfrentamientos con los canónigos. Pero consiguió poco tiempo después ser maestro mayor de la catedral.

          
Interior de la catedral
Entre 1652 y 1664, Alonso Cano realiza en la Catedral de Granada uno de los conjuntos más importantes de todas las series de pintura del arte español, la representación de la vida de la Virgen.
Se le encargan siete monumentales lienzos (4,51 x 2,52 m) de terminación en medio punto, para otros tantos huecos del cuerpo principal de la Capilla Mayor de la Catedral granadina, que irían colocados a gran altura y debajo de las vidrieras del cuerpo alto.
Los temas son la Encarnación, que preside la serie ocupando el centro, la Visitación, Asunción e Inmaculada Concepción en el lado derecho; la Natividad, Presentación y Purificación en el lado izquierdo.

Inmaculada del facistol de la Catedral de Granada

Como imaginero Cano ha dejado numerosa obras de arte, entre la que destaca su conocida Inmaculada del facistol de la Catedral de Granada, obra, tallada en madera de cedro entre 1655 y 1656 y de tan sólo 55 cm de altura, es posiblemente la escultura más importante de Alonso Cano y una de las más emblemáticas de la imaginería española del siglo XVII. Fue realizada para rematar el gran facistol catedralicio, diseñado por el propio Cano, aunque su extremada belleza hizo que el cabildo decidiera trasladarla a la sacristía para facilitar su contemplación.                    

 Inmaculada. 1653-1657. Oleo sobre lienzo. Museo de Bellas Artes de Granada
La catedral ha tenido la fortuna de contar con la creatividad genial de Siloé, en su definición espacial y organización arquitectónica, siendo completada por la fina sensibilidad de Cano, el cual aportó dos elementos de clara trascendencia simbólica y espiritual como son la portada y el ciclo de la Virgen. También dejaría otras muestras de su genio Alonso Cano en Granada. Sus Inmaculadas, los bustos de Adán y Eva, la Virgen de Belén, el facistol, las lámparas del presbiterio y muchas otras obras mas.


La Virgen de Belén

Esta enterrado en la cripta de la catedral 

Alonso Cano pinta a Teresa
Scuola Ecclesia Mater
San Bernardo y la Virgen (1660) Óleo sobre lienzo, 267 x 185 cm  
Museo Nacional del Prado

No hay comentarios:

Publicar un comentario