Calendario

Calendario

La Alhambra desde El Generalife

La Alhambra desde El Generalife
La Alhambra desde El Generalife

20150913

Museo de la Alhambra



El Museo de la Alhambra esta situado en la planta baja del Palacio de Carlos V, ocupa el ala Sur. Distribuido en siete salas ordenadas cronológicamente y dedicadas  a la cultura y el arte hispanomusulmán.

SALA I: La fe, la ciencia y la economía.
SALA II: Arte emiral y califal.
SALA III: Del arte califal al nazarí.
SALA IV: Arte nazarí. Edificios públicos.
SALA V: Arte nazarí. La Alhambra y la arquitectura.
SALA VI: Arte nazarí La Alhambra, cultura material.

SALA VII: Arte nazarí. La Alhambra, cultura material.


El museo se crea en 1940, en 1962 pasó a denominarse Museo Nacional de Arte Hispanomusulmán y desde 1994 quedó adscrito al Patronato de la Alhambra y el Generalife, con el nombre Museo de la Alhambra.


Desde los primeros momentos en el que los palacios de la Alhambra fueron habitados por los Reyes Católicos, el ajuar que quedaba fue protegido, reutilizado y disfrutado en la nueva Corte. 


El número y la calidad de los Fondos del Museo de la Alhambra hace que sea la mejor colección existente de Arte hispanomusulmán y en especial Arte Nazarí. 


A lo largo de los siglos, los objetos y restos arquitectónicos conservados se disponían decorando las estancias y también se almacenaban en diferentes espacios del recinto.
Posteriormente se fue ampliando el numero con los procedentes de las excavaciones realizadas en la Alhambra.



En el mundo hispanomusulmán era común sentarse sobre el suelo, sobre grandes cojines y alfombras, sin embargo han llegado hasta nosotros algunos elementos de mobiliario palatino, como es el caso de esta jamuga nazarí.
La jamuga es una silla de doble tijera o plegable. En los inventarios castellanos del siglo XV se le denomina silla de caderas, el nombre de jamuga actualmente se les da, sobre todo en Granada. 

Esta silla está formada por cuatro montantes curvos en forma de ese que se articulan por parejas. En ellos se ensamblan dos zapatas para formar la base, dos travesaños en los que se sostiene el asiento y dos brazos curvos que se alzan para sujetar el espaldar. Asiento y espaldar, hechos en cuero, además de su propia función de recibir el cuerpo, evitan que la silla se abra más de lo conveniente. Ambos están sujetos por hermosos clavos gallonados de latón y el respaldar lleva además repujado el escudo de la dinastía nazarí, a uno y otro lado se encuentran dos aves esquematizados entre decoración vegetal de tallos y palmas. 
Las piezas de madera van cubiertas por labor de taracea de plata, marfil y diversas maderas finas en todas sus partes vistas. Se dibujan ruedas de lazo de a ocho, bordeadas por una series de puntos y una especie de cordón de marfil y ébano que disimula las arista. 

La silla fue encontrada en el mercado de antigüedades por Manuel Gómez-Moreno, y cedida al Museo de la Alhambra en 1957. Actualmente se puede ver en la sala VI del museo.Museo de la Alhambra

No hay comentarios:

Publicar un comentario