Calendario

Calendario

La Alhambra desde El Generalife

La Alhambra desde El Generalife
La Alhambra desde El Generalife

20130314

Monasterio de Santa Isabel La Real (segunda parte)


Ya en el interior podemos ver las numerosas obras de arte que se encuentran en la iglesia de Santa Isabel la Real, preciosos los retablos y la pila de agua bendita elaborada con una fuente islámica, algunas obras señeras del escultor barroco José de Mora, como una pareja de bustos de Ecce Homo y Dolorosa, y las efigies de San Pascual Bailón y San Pedro de Alcántara. Muy bella la escultura de San Francisco recibiendo la Impresión de las Cinco Llagas, atribuida a Pedro de Mena. El busto pictórico de San Francisco, atribuido a Ambrosio Martínez de Bustos y varios cuadros de santos y santas franciscanos de la mano de Pedro Atanasio Bocanegra.
  

Impresionante la iglesia de una sola nave de planta rectangular, con la capilla mayor separada por un amplio arco toral, y el altar mayor en alto al que se accede por una amplia escalinata.

Detalle del serafín alado que forma parte de la obra "San Francisco de Asís recibiendo la impresión de las cinco llagas” atribuida al granadino Pedro de Mena.

También la clausura alberga notables obras de arte, por lo que en tiempos recientes se ha proyectado la creación de un recorrido museístico en su interior. A tal efecto fue restaurado y acondicionado el claustro principal en 1998.


Es este monasterio una de las numerosas fundaciones de los Reyes Católicos en la conquistada ciudad islámica de Granada. Pocas ciudades españolas pueden mostrar un tan amplio abanico de fundaciones religiosas en esa época promovidas por la Corona, como Granada, la propia Capilla Real, el Hospital Real, el monasterio de San Jerónimo, el convento de San Francisco Casa-Grande, el de Mercedarios Calzados (las órdenes religiosas masculinas más influyentes de la época), a los que habría que añadir los conventos de clausura de las Comendadoras de Santiago y el propio convento de Santa Isabel la Real. Las recientes excavaciones arqueológicas han puesto de manifiesto importantes restos y la citada casa o palacio de Daralhorra, importante prototipo nazarí de mediados del siglo XV, que perteneció a la reina Fátima, madre de Boabdil, y que fue propiedad del convento hasta el año 1930, en que fue adquirido por el estado. Precisamente, la sala meridional de la Daralhorra fue la primera capilla de que dispuso el convento de Santa Isabel al Real en la época de su construcción.

2 comentarios:

  1. Hola muy bonito blog de casualidad no podrías mostrar una foto de la escultura completa de san francisco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuanto lo siento, esa entrada es antigua y no sé si tengo la fotografía.
      En una próxima visita la tomare.
      Gracias por seguirme.
      Luneta

      Eliminar