Calendario

Calendario

La Alhambra desde El Generalife

La Alhambra desde El Generalife
La Alhambra desde El Generalife

20130311

Monasterio de Santa Isabel La Real (primera parte)


Granada cuenta con un buen numero de Conventos y Monasterios, muchos de ellos de gran valor histórico. Cerrados a los granadinos y visitantes la gran mayoría. Entraremos a conocer los que nos abren sus puertas para ver sus maravillosos edificios y su hermoso patrimonio. Esto es solo una muestra para animaros a visitarlos. 

El monasterio emplazado en la calle que lleva su nombre está integrado en una gran manzana de alto valor artístico y monumental, de la que forman parte la parroquial de San Miguel Bajo, la casa nazarí de la Daralhorra y la huerta de Santa Isabel, antaño perteneciente a este cenobio, hoy destinada a plaza pública.


La Entrada al convento, en la hornacina la figura de Santa Isabel de Hungría.
La fundación del Real Monasterio de Santa Isabel fue dotada cuantiosamente por la propia Reina Isabel la Católica en 1504. Como su primera abadesa nombra a doña Luisa de Torres, viuda del Condestable de Castilla D. Miguel Lucas de Iranzo.


La portada, bonita manifestación del arte gótico, utilizado por los Reyes Católicos en la mayoría de sus fundaciones, con los emblemas reales del yugo y las flechas y el escudo regio, la torre se realiza en el año 1549.

Esta zona del Albaicín, es parte del barrio histórico y constituyó el centro institucional y palatino de la antigua Alcazaba Qadima, en ella se levantó el desaparecido alcázar zirí del rey Badis, en el siglo XI, posteriormente, en época nazarí, los palacios de la Daralhorra (que formó parte del monasterio), de Dar Abu-Abdila u Hospital de la Tiña y la desaparecida Casa de las Monjas. La fundación regia del monasterio dedicado a la reina Santa Isabel de Hungría en el siglo XVI vendría a confirmar la vitalidad urbana de este espacio.



El claustro de los años 1574-1592
Fuera de la iglesia, el claustro principal realizado entre los años 1574 y 1592, que destaca por su amplitud, apto para albergar en sus estancias a más de cien religiosas. Este monasterio fue erigido como convento de franciscanas clarisas, pensándose en un principio instalarlo en la Alhambra, como el Real Convento de San Francisco. Sin embargo, debido a algunas dificultades, se manda construir sobre un palacio islámico cedido en principio al secretario real don Hernando de Zafra, y que fue canjeado por otros inmuebles ubicados en la Carrera del Darro, el actual convento de Santa Catalina de Zafra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario